Mantenimientos de las bajadas en comunidades

Os vamos a decir cómo mantener las cañerías de bajada de vuestra comunidad de vecinos

Algunos de vosotros ya sabéis qué es una cañería de bajada, pero vamos a publicar un post muy especial y por lo tanto, tendremos que precisar qué es una cañería de bajada para la mejor comprensión de las líneas aquí escritas.

Cañerías o tuberías de bajada

En este post nos vamos a referir a las cañerías de bajada que son instaladas en casas unifamiliares, edificios residenciales y urbanizaciones.

Una cañería de bajada es un canal que se instala de forma vertical cuya función es recolectar y transportar las aguas servidas (aguas negras), también se encarga de recolectar las aguas de lluvia (aguas pluviales).

Si ya tenéis claro qué son las cañerías de bajada entonces comprenderéis la importancia que éstas tienen en cuanto a la higienización y el saneamiento de cada estructura a la cual están conectadas todas las redes de distribución de aguas, por lo que depende del correcto funcionamiento de la cañería que en vuestras casas, edificios y urbanizaciones no tengáis malos olores en vuestras cañerías y tengáis las cañerías de bajada bien limpias y desinfectadas.

Ahora vamos a proceder a recomendaros acerca de cómo podéis ayuda a que las cañerías de bajada siempre estén funcionando de manera efectiva, así como también os vamos a decir cómo debéis mantenerlas higienizadas y en óptimas condiciones, para que evitéis los malos olores y para que nunca tengáis el desagradable momento de tener una obstrucción por aguas negras en vuestros domicilios.

Uso efectivo y mantenimiento preventivo de las cañerías de bajada

Recomendaciones para el buen uso de los bajantes

Tenéis prohibido echar por las cañerías de vuestro domicilio cualquier sustancia que pueda corroer, desgastar e incluso fracturar y agujerear vuestras cañerías de bajada, estas sustancias son el aceite comestible usado, ácidos altamente corrosivos, sustancias sólidas no biodegradables (como las toallitas húmedas) y cualquier otra sustancia que pueda causar daño a las cañerías de bajada.

Se debe mantener agua en las alcantarillas de uso común, o las que están en las calles aledañas en vuestras casas, apartamentos y urbanizaciones, además de que debéis hacerle limpieza y mantenimiento constante a los sifones para que no se esparzan malos olores.

Si os veis en la necesidad de echar algún agente tóxico o una sustancia química muy corrosiva, lo ideal es que la mezcléis con el agua que podáis para minimizar los daños colaterales que pueden suceder al verter sustancias tóxicas por las cañerías de bajada.

En caso de que en algún departamento o en alguna casa de vuestros vecinos haya problemas de obstrucciones de cañerías, debéis llamar a los fontaneros profesionales para que se encarguen de la limpieza y eliminación del atasco, así como también si hay otro tipo de problemas, los expertos sabrán cómo resolverlos de la mejor manera posible.

Tenéis prohibido arrojar cosas que no sea papel higiénico (y en pocas cantidades) a vuestros retretes.

No debéis utilizar nunca las cañerías de metal para hacer conexiones con cables de electricidad.

Las cañerías están hechas única y exclusivamente para transportar algunos líquidos, debéis evitar echar otro tipo de cosas por allí.

Consejos para que mantengáis limpios y libres de obstrucciones vuestras cañerías de bajada

Podéis echar una olla de agua hirviendo, por los drenajes de los cuartos de baño y del lavaplatos de vuestra cocina, esto va a hacer que la grasa acumulada se vayan de vuestras cañerías de bajada, si queréis potenciar este efecto, podéis combinar con mucho cuidado el agua hirviendo con sosa cáustica. Haced esto por lo menos una vez cada mes.

Debéis estar pendiente, vosotros y vuestros vecinos que los conserjes revisen e inspeccionen las cañerías de bajada de la comunidad, que no haya malos olores y que si hay un escape de agua, éste se pueda reparar con urgencia. Si no hay nadie que arregle estas cosas, para eso están las compañías de fontanería, solo tenéis que contactarlas y se encargarán de resolver de la mejor manera estas fallas. Haced estas inspecciones anualmente.

Si estáis pendiente de vuestras cañerías de bajada y cambiáis vuestros hábitos al verter vuestros desechos, podréis estar seguros de que en mucho tiempo no se os presentarán problemas de ningún tipo, ni a vosotros ni a vuestros vecinos ni a vuestra comunidad en general.